Thiem terminó con las ilusiones de Monfils

El austriaco sigue con vida y despidió a Monfils.

Thiem despidió a Monfils y sigue con vida
Thiem despidió a Monfils y sigue con vida

LONDRES / Uno sigue con vida, el otro prácticamente firmó su despedida.

Thiem sigue soñando, Monfils vive una pesadilla En este contexto el O2 Arena vio este martes a los dos debutantes de esta edición de las Finales Barclays ATP World Tour. Dominic Thiem, que  le jugó de igual a igual al No. 2 del Ranking ATP Novak Djokovic en su partido inaugural, y Gael Monfils se enfrentaron para buscar su primera victoria en el Grupo Iván Lendl y seguir soñando con superar la Round Robin.  Después de 1h30 minutos, el austríaco se quedó con la victoria por 6/3,  1/6 6/4.

Tanto Thiem como Monfils perseguían reeditar una proeza que se remonta casi 20 años atrás cuando Álex Corretja fue campeón como debutante en 1998. En toda la historia, sólo cinco jugadores que participaban por primera vez conquistaron el título: Stan Smith (1970), Ilie Nastase (1971), Guillermo Vilas (1974), John McEnroe (1978) y el propio Corretja.

Después de ser testigo  de Thomas Muster al clasificarse para Londres, el austriaco hizo historia para su país al convertirse en el primer austriaco en lograr una victoria en las Finales Barclays ATP World Tour tras veinte años.

Ahora Thiem busca en su primera presencia en las Finales Barclays ATP World Tour superar el mejor registro de su compatriota, que en sus cuatro participaciones (1990, 1995, 1996, 1997) nunca pudo pasar la Round Robin. El próximo jueves Thiem podría conseguirlo.

Por eso el No. 9 del mundo saltó a la cancha de la misma forma que lo hizo el pasado domingo. Muy seguro en todas las facetas del juego y agresivo desde el fondo de la pista. No obstante, Thiem obtuvo premio a su insistencia solo en el 6º juego al concretar una chance de ruptura que no dejó escapar. Una derecha cruzada del francés se marchó larga y concedió la primera ventaja (4-2).

En contrapartida Monfils no encontraba sus mejores sensaciones y apenas un 50% con el segundo servicio le condenó en el 1º set. Todo lo contrario que el discípulo de Günter Bresnik que completó los primeros 26 minutos con un 86% de puntos con su primer saque y sin ceder una sola opción de quiebre.

En el inicio del  2º capítulo cambió el decorado. Al igual que ocurrió en su debut, Thiem dio un paso atrás y Monfils no dudó en aprovechar su primera opción de break en el encuentro para escaparse 3-0 en el marcador. El francés encontró su servicio para dominar el punto desde el fondo, moviendo a su rival de lado a lado de la cancha.

El austriaco pareció perder la sintonía con su revés, arma principal para abrir ángulos y desplazar al francés de su zona de confort. Así, el parisino volvió a convertir en oro una nueva opción de ruptura (2/2). Lejos de venirse abajo, con 0-4, Thiem encaró su mejor juego con la devolución para achicar la diferencia con otro quiebre (1-4).

Pero la reacción sólo fue un espejismo. Para entonces la dinámica ya se había invertido y Monfils  acumulo  2 juegos consecutivos para estirar el encuentro hasta el 3º set. Thiem  bajó su porcentaje de éxito con el servicio a un 29%.

Entonces el partido adquirió otra faceta Los juegos se sucedían a una velocidad vertiginosa.  Igual a la misma que volaba la bola de un lado a otro de la red. Thiem, con mejor porcentaje en sets decisivos esta temporada con 21-3 frente al balance de 6-7 de Monfils, hizo honor a la estadística y fue mejor en los momentos determinantes del encuentro.

Sin miedo. El de Wiener Neustadt desplegó su mejor juego sin vértigo. Valiente en las decisiones y subiendo a la red para terminar los puntos con la volea. Nadie se resistía a entregar el encuentro, aferrándose a sus servicios. Incluso en el  8º juego, en el que Thiem dispuso de 3 chances de break, Monfils logro superarlas (4-4).

Pero Thiem mantuvo su insistencia y en el  10º juego asestó la estocada, tras dos errores seguidos de Monfils con  1 doble falta y revés más allá de la línea. El joven austriaco  cerró el partido con 3 de 8 oportunidades de break concretadas. Así de un lado uno sigue vivo, Thiem, del otro Monfils prácticamente se despidió.

Y EL SERBIO NO PERDONÓ….

Y el serbio pelea por recuperar la cima. En ese contexto Novak Djokovic es la peor pesadilla de Milos Raonic. No solo porque nunca le  ha permitido que le gane en  8 encuentros, sino porque varias veces lo ha dejado ilusionarse antes de estrellarlo con una cruda realidad. Como este martes que lo superó  7/6 8-(6), 7/6 (7-5) en un juego dramático para conseguir su pase anticipado a las semifinales de las Finales Barclays ATP World Tour.

En el primer set, por ejemplo, el No. 2 del mundo remontó con su saque un 30/40 en el  1º game y un 15/40 en el 3º. En el historial entre ambos, el canadiense quedó en ese momento con dos rupturas de 20 posibles ante el No. 2 del mundo tras desaprovechar las tres de ese lapso.

Además por su falta de contundencia pasada es que Raonic pisó el O2 Arena con récord negativo de 1-17 en sets ante el serbio. A pesar de no sufrir opciones de quiebre en la primera parte, tener más tiros ganadores (23 contra 6) y de empezar  la muerte súbita con un mini quiebre (ventaja de 3-1), se le escapó en un pestañeo.

Después de salvar un set point cuando sacaba Djokovic en el 6-5, cometió una doble falta en el 6-7. El serbio ganó 43 puntos en total durante el parcial y Raonic, 42. Solo uno de diferencia marcó la pauta. Tal vez la doble falta más inoportuna de su carrera. A partir de ahí, todo fue cuesta arriba y peso el pasado.

El bajón anímico contribuyó a que el canadiense se encontrará  en desventaja de 2-4 en el segundo parcial luego de perder dos veces su saque y de conseguir su primera ruptura ante ‘Nole’ desde Roland Garros 2014. A partir de allí empezó a jugar como en el principio, atacando con su derecha y asegurando el primer saque. Y la paciencia dio frutos pasando a liderar 5-4 el marcador.

Con su devolución tuvo un punto para set en el 6-5. Un caramelo más que ‘Nole’ ponía en el piso como carnada. Uno más que Raonic dejaba escapar tras una derecha en la red. Tuvieron que definir de nuevo en otra muerte súbita, el 6º en el historial entre ambos (5-1 a favor del serbio luego de este martes).

Una vez más Raonic desaprovechó un mini quiebre y la oportunidad de ponerse 5-3. En lugar de eso, volvió a imponerse la experiencia en los desempates con otra cruel estadística en puntos totales del segundo set: 42 para Novak, 41 para Milos. El serbio hacia pesar su exactitud.

Y así  ‘Nole’ puso 8-0 su récord ante el canadiense y llegó a  7 clasificaciones a semifinales en Finales Barclays ATP World Tour.  Del otro lado Milos Raonic, por su parte, tendrá que superar el jueves a Dominic Thiem si quiere avanzar por primera vez a esta instancia luego de que en su única participación (2014) se quedó en fase de grupos. La paternidad sigue.

Compartir