Talagia, el dolor del talón

Vamos a ver esta problemática en forma simple:

Probablemente el dolor en el pie junto con las lumbalgias sean las causas más frecuentes de consulta médica al ortopedista. Es por esta razón que nos referiremos en éste y en columnas venideras a las distintas causas que pueden generar dolor en el pie del deportista.

Si bien el dolor en el pie puede responder a múltiples causas ,con gran frecuencia es el resultado de una patología local inflamatoria, mecánica por apoyo y por sobrecarga. Es entonces que nos concentraremos en aquellas estructuras que por presentar mayor exposición están más expuestas a sufrir alguna lesión cuando existe alguna alteración morfológica del pie o también del calzado o del entorno en el cual se desarrolla la actividad deportiva.

El dolor en el talón puede en resumen deberse a tres grandes causas: las tendinitis (aquiles, peroneos, etc) fascitis plantar (espolón calcaneano) y las bursitis. Éstas últimas son estructuras diseñadas para permitir o facilitar el movimiento de tendones y articulaciones y por lo tanto están sujetas a sufrir procesos irritativos ya sea por sobrecarga mecánica, irritación local o acompañando a una tendinitis asociada.

La génesis de la inflamación de estas estructuras serosas resulta del microtraumatismo repetido ,de un esfuerzo desusado en la zona o a la compresión del área que no esta diseñada para soportar peso.Pero existe una segunda gran causa en la inflamación del las bolsas serosas del retropie o talón que no hay que olvidar y es hiperuricemia o gota que es todo otro tema pero puede determinar dolor en el talón.

Las talalgias de tipo mecánico se localizan por lo general en la cara inferior o plantar del calcáneo y en su cara posterior donde nos encontramos con las bolsas serosas retro y preaquiles así como el tendón de aquiles.

En la cara inferior toma inserción la fascia plantar asiento esta de retracciones dolorosas de la planta del pie ,conocida vulgarmente como espina calcaneana,siendo éste espolón óseo un hallazgo radiológico y no la causa del dolor .

Está vinculada generalmente al sobrepeso y al microtraumatismo repetido. Se recomiendan para su tratamiento ejercicios sostenidos de estiramiento, disminución del impacto del talón con calzados adecuados así como taloneras silicanadas.

En la cara posterior tenemos las bolsas serosas y el tendón de aquiles como causas frecuentes de dolor, descartando las etiologías inflamatorias ,la causa mas frecuente de inflamación de las bolsas serosas del retropie es por rozamiento directo causado por mal apoyo o alteraciones morfológicas del talón así como por el rozamiento producto de un calzado inadecuado. Estas dos bolsas cuando se inflaman producen severo dolor en el talón que aumenta con la marcha y a veces impide el uso del calzado. Para su tratamiento se recomiendan la corrección de vicios del calzado, antiinflamatorios y reposo deportivo

. Por último la bolsa serosa subcalcaneana está en la planta del pie bien debajo del talón y puede generar un dolor intenso y coexistir con una fascitis plantar. La génesis de la inflamación está vinculada casi siempre al sobrepeso y a períodos prologandos en posición de pie. Como el resto de estas bursitis el tratamiento es con la corrección de los factores que la determinan.

Compartir