Kerber, suma su nombre a las ganadoras del Australian Open
Kerber, suma su nombre a las ganadoras del Australian Open

MELBOURNE. Con un inicio de año muy prometedor la alemana Angelique Kerber rompió el molde de la dominadora del circuito, la morena Serena Wiliams y se quedó con el 1º Grand Slam del año. Kerber supero a SERENA Wiliams en 3 sets por 6/4,3/6,6/2. Además la germana llega al puesto nº2 del mundo, e impidió que Serena igualara los 22 grandes de Steffi Graf.

Angelique Kerber ha añadido su nombre al palmarés de campeonas del Open de Australia… y ha preservado el récord de Grand Slams (22) de su compatriota Steffi Graf.

En este contexto  Kerber es la primera campeona del tenis alemán desde Roland Garros 1999, el último que ganó Steffi. Y lo ha hecho con un gran partido ante Serena Williams que tropieza por primera vez en la final del primer ‘grande’ de la temporada. Luego de 2h 8 minutos la germana Kerber levanto  los brazos y  una sonrisa iluminó su rostro.

En contrapartida Serena que vuelve a quedarse a las puertas de entrar en la historia… y que a sus 34 años quizá deba empezar a despedirse de la posibilidad de ganar el Grand Slam. Ya no será en 2016.

La número 1 del mundo estuvo siempre remando de atrás. Ha empezado el partido excesivamente errática, demasiado precipitada, queriendo cerrar los puntos con rapidez, La presión y la ansiedad parecían haber hecho mella en ella. Y al otro lado de la red se ha topado con una jugadora que la ha exigido en cada punto.

Kerber se quedó con el 1º set el primero que cedía Serena en todo el torneo, aunque eso tampoco es garantía de éxito para las rivales (35-32 en Grand Slams para la estadounidense). Pero inteligentemente Angelique dejaba que fuera Williams quien asumiera los riesgos, al tiempo que obligaba a la número uno a algo a lo que no está muy acostumbrada: a tener que golpear una bola más para quedarse con el punto.

 

La morena necesitaba paciencia Serena y la ha encontrado tras un 4º juego del segundo parcial en el que logró  colocarse  con ventaja de 3-1. Un ‘break’ le fue suficiente para igualar el duelo e irse a un tercer y definitivo parcial.

Y con la historia  como testigo, Serena jamás había perdido una final de Grand Slam en un 3º parcial.  Pero siempre hay una primera vez para todo. Las cosas se le pusieron muy  a favor a Kerber en el inicio de ese tercer set: 2-0 y saque para la germana. De nuevo los miedos, de nuevo los errores de la número uno. Lo estaba pasando realmente mal en la pista. Pero ha sacado el orgullo de la número uno. Y  consiguió recuperar la ruptura de inmediato.

Aun así, el trámite ya tenía su guión escrito Era Kerber quien tenía las ideas claras y los miedos en la bolsa. Volvió  a ponerse con ventaja (4-2) y aunque perdió su saque cuando servía para partido, no bajó los brazos. Y así, en su primer punto de partido, Angelique se coronó campeona de Australia… y número dos del ranking mundial, posición que ocupará el próximo lunes.

Recordemos que en  la primera ronda, Kerber estuvo a un punto (tuvo punto de partido en contra) de despedirse del torneo ante la japonesa Misaki Doi. “Ya pensaba que estaba de vuelta a casa”, dijo  en la entrega de trofeos. Pero no. Es campeona de Grand Slam. Ha entrado en la historia. Y por la puerta grande.

El destino escribe a veces por líneas torcidas o en el mejor de los casos con capricho, sino un botón basta de muestra, de casi afuera a brillante campeona.

La alemana como si fuera la legendaria Wermacht arraso

Compartir