Imparable Serena Wiliams

La estadounidense se hace con su 19º título de Grand Slam, dejando atrás a Chris Evert y Martina Navratilova, tras un gran encuentro frente a María Sharapova, que se disputó bajo techo por la lluvia desde el quinto juego. El resultado final fue de 6-3 7-6 (5).

Serena Williams sigue escribiendo su nombre con letras de oro en la historia del tenis. Ríos de tinta han corrido, corren y correrán analizando a esta mujer, pero con apenas tres palabras se puede resumir su carrera: es la mejor. Ya son 16 las victorias consecutivas sobre una María Sharapova que permanece sumida en el bucle de nervios y ansiedad que le atenaza desde hace más de una década en sus enfrentamientos contra Serena.

La rusa lo intentó todo. Con una gran motivación y buscando la derecha de la estadounidense, por donde se suelen acumular las escasas concesiones que otorga la americana a sus rivales, Masha perdió el saque en los primeros compases del encuentro pero daba buenas sensaciones. Con 3-2 y 30-30 en el marcador, la lluvia quiso participar de la fiesta del tenis, y obligó a cubrir con el techo retráctil la Rod Laver Arena.

Tras unos diez minutos de parón en los que se percibió a una Serena algo preocupada por el fuerte catarro que le impidió entrenar con normalidad estos últimos días, todo parecía de cara para la rusa. Sin embargo, la menor de las Williams fue un huracán incontrolable, que acortó los puntos con maestría y acabó con 11 golpes ganadores el primer parcial.

Segundo set de máxima igualdad

El segundo set supuso un regalo para todos los amantes de este deporte. Una hora repleta de intensidad y tenis de alto voltaje, en un toma y daca en el que ambas estuvieran excelsas con su servicio, sin otorgar un solo break. Sharapova fue mejor durante muchas fases del set, aplicando la variante táctica de las dejadas, que rompieron el ritmo a Serena. Ésta solo pudo sortear la pérdida del set con unas estadísticas al servicio escalofriantes: 15 saques directos y 87% de puntos ganados con el primer servicio.

En un tiebreak muy igualado y definido por detalles, Sharapova acabó claudicando tras salvar dos bolas de partido. Pero a la tercera va la vencida, y más cuando Serena fue capaz de terminar de la mejor manera posible; con un ace.

Más cerca de Steffi Graff

Ya son 19 los Grand Slam ganados por esta histórica jugadora, que sigue mostrando una ambición inusitada, y que parece muy capaz de alcanzar los 22 títulos de Steffi Graff. Con este Open de Australia, deja atrás en el palmarés a Chris Evert y Martina Navratilova, con 18 majors cada una. Por su parte, Sharapova ha de llevar a cabo una lectura positiva del torneo, e incluso de este último partido, en el que se le vio más cerca de poder vencer a la estadounidense que en sus últimas citas.

Diego Jiménez Rubio
de Vavel España

Compartir