Carolina De los Santos es hoy en día la mejor tenista celeste. La jugadora zurda está de a poco metiéndose en el circuito profesional junto a varias chicas y luego de su paso por el tenis universitario en Estados Unidos charló con Tenis Plus sobre su presente.

TP: ¿Cómo empezaste a jugar al tenis?
CD: Empecé a jugar al tenis en el Club Nacional de Football en 1996 cuando tenía 5 años. Mi primera clase de tenis la tomé junto con mis hermanos con Juan Carlos Mascheroni aunque al poco tiempo empecé a tomar clases particulares con Alberto Laborde, quien luego fue mi entrenador por muchísimos años.

TP: ¿Recordás los primeros torneos que disputaste?
CD: Sí claro, el primer torneo que jugué fue un campeonato en el Nacional en 1998, y me acuerdo de perder en la final con Vaitiare Gaetán. Mamá siempre me cuenta que ninguna de las dos sabía dónde pararse en la cancha para esperar el saque o para devolver. También me acuerdo de jugar torneos como la Copa Atala, o aquellos campeonatos de Fabián Núñez en el Club Alemán. A medida que fui creciendo comencé a jugar los Circuitos de la AUT.

TP: ¿Qué rivales tenías en esa época?
CD: Me acuerdo que había un grupo muy lindo y dentro de todo éramos bastante parejas. Los torneos eran más competitivos que los actuales. Me acuerdo de Vaitiare Gaetán, Ana Inés Lasarte y Pía Viñuela, aunque mi rival más directa y el clásico de aquella época siempre era con “Coté” Arechavaleta.

TP: Giras COSAT, recuerdos de esos viajes, anécdotas…
CD: Uhh si, miles de recuerdos… Las giras COSAT eran la parte másdivertida y prácticamente por lo que esperábamos todo el año. Me acuerdo que en el 2006 con “Coté” nos tomamos alrededor de 15 aviones en el correr de 4 semanas entre vuelos y conexiones yendo de Venezuela a Colombia, y de Ecuador a Perú. Era bastante pesado y desgastante pero la pasábamos genial, y hoy en día quedaron muchos amigos esparcidos por toda Sudamérica gracias a eso. La semana de los Sudamericanos también eran increíbles. Me acuerdo que en el 2002 fuimos a Costa do Sauipe en Bahía, Brasil… y nos quedamos en un lugar espectacular. Era nuestra primera experiencia compitiendo fuera del país y por Uruguay, y no creo que me vaya a olvidar nunca.

TP: Quienes eran tus ídolos en el tenis?
CD: Me gustaba Steffi Graf, pero yo era muy chica cuando ella se retiró del tenis por lo que no tengo muchos recuerdos de verla jugar. Hoy en día mis ídolos son María Sharapova y Rafael Nadal.

TP: Te fuiste a estudiar a EE.UU… ¿que carrera hiciste?
CD: Me fui a Estados Unidos a estudiar Marketing y a jugar tenis universitario, como ellos llaman “College Tennis”. En el 2009 cuando hice las valijas embarqué hacia Stetson University en Daytona Beach, FL. En el 2011 me transferí a Florida State University en Tallhassee, FL. FSU es una universidad más grande y con un programa de tenis más fuerte. Allí terminé mi carrera y me gradué en agosto de este año.

TP: Cómo fue la competencia tuya a nivel tenis allí?
CD: El nivel de tenis universitario es muy alto. Si bien los deportes universitarios tienen carácter de amateurs, de amateur tienen muy poco. Los bloques de entrenamiento son de casi 5 horas diarias, y las exigencias y responsabilidades son muy profesionales. En College el tenis se convierte en un deporte en equipo, ya que uno no juega individualmente sino por la universidad que representa y eso le da otro perfil al deporte. En mi caso, me encantó jugar por un equipo y representar a Stetson tanto como a FSU. Sin duda aprendí a disfrutar del tenis de otra manera.

TP: Te sirvió para bajar costos de la formación universitaria?
CD: Sí. De no haber conseguido la beca deportiva, estudiar en Estados Unidos no hubiera sido una opción viable. Estas son becas de 45.000 dólares y cubren la gran mayoría de los gastos desde matrículas, clases, libros, housing y transporte.

TP: En la Fed Cup sos la jugadora líder hoy en Uruguay…. ¿cómo ves el futuro en la competencia?
CD: A nivel nacional veo que en el correr de los años la competencia ha decaído un poco, y también así el nivel de las jugadoras. Por otro lado, también veo que hay una generación que tiene muchísimas ganas de crecer y dedicarse al tenis como Magui Boado, Inés Cánepa, las hermanas Mercier entre otras, y eso es lo principal.
Me parece que esta buenísimo porque eso pone a Uruguay en el mapa.

Hace uno o dos años no habían uruguayas jugando torneos profesionales.
Hoy en día, somos 5 jugadoras que representamos a Uruguay en cada torneo y tenemos un lindo equipo de Fed Cup.
TP: Estuviste lesionada y empezaste a jugar torneos profesionales…. ¿qué metas y objetivos tenés en el tenis?

CD: Si bien me lesioné en el primer torneo que jugué al poco tiempo de volver a Uruguay, por suerte llegué a conseguir mi primer punto profesional en ese mismo torneo en el que me lesioné. Eso marcó una diferencia porque me di cuenta de que estoy al nivel de las demás jugadoras de la región y también me motivó muchísimo a recuperarme pronto y volver cuanto antes. Hoy en día mi mayor objetivo es seguir disfrutando de poder jugar al tenis y de la competencia de alto nivel, que es lo que más me gusta. Creo que manteniendo esa idea en mente los resultados van a seguir viniendo.

Compartir